EUROPA

COSTA BRAVA

BEGUR

Tienes planeado ir a Begur? Has escuchado maravillas de este pueblo?

No es para menos, te explicamos más! 🙂

En nuestro fin de semana de sólo 2 días, lo dedicamos a ver el Castillo de Torroella de Montgrí, el pueblecito de Munells dónde se ha grabado la película de 8 apellidos catalanes y la localidad de Begur, uno de los más bonitos de la Costa Brava.

Begur es un pueblo del Baix Empordà que limita con Palafrugell, Regencós y Pals. Te explicamos qué no te puedes perder si vas a pasar un día o un fin de semana en Begur:

  • Subir al Castillo de Begur
  • Visitar la Torre de San Ramon
  • Sentarte en los bancos del mirador que hay en la plaza de la Ermita de San Ramon
  • Visitar la Ermita de San Ramon
  • Visitar la Casa Bonaventura Caner
  • Visitar el Casino dels Senyors
  • Bañarte en la Playa del Racó
  • Ir a la Cala Illa Roja
  • Hacer el Camino de Ronda que conecta diferentes playas de las poblaciones de la Costa Brava

Además, como te hemos comentado, Begur conecta con diferentes poblaciones, por lo que si te quedas con ganas de más, siempre puedes seguir recorriendo los pueblos vecinos.

 

TORROELLA DE MONTGRÍ

Quisimos aprovechar el buen tiempo que todavía hace en octubre y hichimos una escapada a la Costa Brava, más concretamente fuimos a Torroella de Montgrí y Begur.

Llegamos a Torroella de Montgrí a las 11h y ya ibamos preparados para subir al Castillo. Para subir, puedes dejar el coche en el parking que hay habilitado para ello y desde allí, en el Camí de les Dunes, empieza la ruta. Solamente necesitarás unas deportivas que no deslicen en las piedras y una botella de agua ya que el camino no es duro ni pesado. Nosotros nos encontramos con muchas familias con niños, por lo que te puedes hacer una idea de la dificultad 🙂

A los 20’ aproximadamente desde que empiezas, te encuentras unas pequeñas casitas de piedra que estan dedicadas al peregrinage y finalmente, después de aproximadamente una hora, o hora y media, llegas al Castillo de Torroella de Mongrí. El castillo se construyó entre el 1294 y el 1301, cuando reinaba Jaume II, pero no llegó a terminarse. Así que a día de hoy, es un castillo con un cuadrante y cuatro torres.

Lo más espectacular del Castillo de Torroella de Montgrí, es, sin duda, las vistas que se aprecian desde la cima. Por un lado, las Illes Medes, por otro, la playa de Pals y finalmente la badía de Roses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *