• ÁSIA

    25 IMPRESCINDIBLES MALASIA

    25 IMPRESCINDIBLES PARA VER Y HACER EN MALASIA

    Malasia es un país que ofrece la posibilidad de hacer numerosas rutas en las que puedes combinar selva, playa, montaña y modernas ciudades. Sin embargo, a continuación te indicamos las 25 cosas que no te puedes perder si vas a visitar este país:

    •  La primera y la más importante es, por supuesto, visitar las Torres Petronas en Kuala Lumpur. Esta visita no te dejará indiferente, a nosotros nos fascinó verlas por la noche desde el parque KLCC, donde las puedes ver más relajadamente.
    •  Si quieres probar la gastronomía de Malasia, no te puedes perder el mercado nocturno de Jalan Alor, por la tarde las calles se llenan de puestos de comida, donde te ofrecen todo tipo de platos.
    • Conseguir coger el metro, a nosotros el primer día nos costó muchísimo encontrar las entradas, ya que la mayoría están dentro de los centros comerciales y nos volvíamos locos para llegar a ellas.
    • Si lo que quieres es ir de compras, el mercado de Petaling Street en Chinatown, ofrece la posibilidad de comprar todo tipo de souvenirs, productos típicos del país o imitaciones de algunas de las marcas más conocidas.
    • Si eres de los que quiere tener una vista panorámica de las ciudades, subir a la Menara Kuala Lumpur es una parada obligatoria, tiene un famoso mirador de cristal a unos 400 metros de altura en el que te parecerá que estas suspendido en el aire. A nosotros nos impresionó muchísimo!
    • Visita imprescindible a las Batu Cave, situadas a unos 8 km de la ciudad, hasta allí se puede llegar en metro. Eso sí, para visitar las cuevas de este santuario hindú, tendrás que subir 272 escalones!
    •  Estar en un hotel con piscina en la terraza o rooftop, sin duda, ni que sea por una noche merece la pena relajarse y descansar en la piscina mientras tienes unas buenas vistas de la ciudad.
    •  Porque Malasia no es solo Kuala Lumpur, también en Malaca puedes encontrar un buen ambiente, sobretodo en el Jonker Walk, mercado nocturno que hacen los fines de semana y que ofrece gran variedad de puestos de comida, tiendas de ropa y un fantástico karaoke donde los malayos se divierten cantando sus canciones favoritas.
    • Visitar la Masjid Selat Melaka, o lo que es lo mismo, la mezquita flotante de Malaca. Es de las más famosas del país y tiene este nombre porque por su situación al lado del mar, parece que esté flotando en el agua. Es interesante poder visitarla al amanecer o al atardecer para obtener así las mejores vistas.
    •  Visita a Singapur. Desde Malasia es muy fácil pasar al país vecino, nosotros llegamos en autobús y estuvimos tres días disfrutando de la ciudad.
    •  En Malaca es donde hemos visto los “trishaws” más divertidos, los encontrarás en el centro histórico y con el calor sofocante que hace, no es una mala opción para dar una vuelta, sobre todo si te montas en el de Pikachu o la Hello Kitty.
    • Si decides hacer la ruta a pie, tienes que premiarte con un relajante masaje de pies, a nosotros nos dejaron como nuevos!
    • Dedicar algunos días a relajarte en las islas. Malasia tiene playas paradisíacas que no te puedes perder, nosotros visitamos Pulau Kapas y Pulau Perhentian, hasta el momento son las mejores en las que hemos estado.
    • Hacer Snorkel. En Pulau Kapas es donde más disfrutamos con el Snorkel, ya que solo con entrar unos metros en el agua, podías ver una gran cantidad de peces de colores y corales, sin duda, de lo mejor del viaje.
    • Disfrutar de la tranquilidad de la playa, Kapas es menos turístico que Perhentian, así que encontramos la calma que andábamos buscando, los atardeceres en la isla son increíbles.
    • Atravesar la jungla. En Pulau Perhentianpara visitar las diferentes partes de la isla podías ir en taxi boat, o bien cruzar la isla andando. Por supuesto, al tratarse de una isla virgen está rodeada de una densa selva, así que, si te gustan las aventuras, no dudes en explorarla.
    • Hacerte un buen masaje. Como viene siendo habitual, en el sudeste asiático hay una gran cantidad de oferta en masajes, una de las mejores opciones es disfrutar de ello en los puestos al aire libre de las islas.
    • Hacer un trayecto en tren nocturno, es una forma cómoda y económica de hacer largos trayectos. Nosotros lo utilizamos para cruzar el país des de Kuala Besut a Kuala Lumpur.
    • Explorar la ciudad de Georgetown, al norte del país. Ésta destaca por los murales, esculturas y grafitis que encontrarás en sus calles.
    • Hacer un trekking por las plantaciones de té en las Cameron Highlands, donde podrás disfrutar de los verdes paisajes de las tierras altas de Malasia.
    • Llevar un adaptador para cargar los aparatos electrónicos, ya que en Malasia tienen el enchufe inglés.
    • Si te gusta escalar, Malasia también puede ser un buen destino, ya que cuenta con el imponente Monte Kinabalu de 4.095 metros de altura. Dicen que en un día claro, pueden verse las Filipinas, aunque nosotros no subimos para comprobarlo.
    • Ver los monos y orangutanes en Borneo.
    • Degustar algunos de los platos típicos como el Nasi Kerabu, el pastel de zanahoria o el Nasi Lemak.
    • Sobretodo disfrutar de la esencia del país, ya que encontraréis muy pocas regiones donde convivan de forma tan pacífica personas de tan diversas religiones. Este ambiente multicultural en las ciudades y aldeas los hace únicos.

  • ÁSIA

    25 IMPRESCINDIBLES HONG KONG

    25 IMPRESCINDIBLES PARA VER Y HACER EN HONG KONG

    Ni Hao!

    En esta entrada hemos querido resumir lo más importante, bonito o interesante para hacer en Hong Kong. ¿Has hecho alguna de estas cosas? ¿Cuál vas a hacer?

    ¡Déjanos un comentario y cuéntanos!  🙂

    Y por si te quedas con ganas de más, te dejamos también el enlace que te llevará a nuestra ruta diaria de 8 días: http://www.maletayavolar.com/ruta-diaria-hong-kong-8-dias/

    Nuestros 25 impresincidibles:

    • Subir al Victorya Peak para contemplar las vistas de la ciudad
    • Divertirte en el parque de atracciones Disneyland Hong Kong
    • Asistir al espectáculo de luces Symphony of Lights
    • Explorar el Goldfish street, ver las diferentes variedades de peces y observar el tráfico del mercado
    • Comprar souvenirs en el Temple Street Night Market
    • Hacer la excursión con el ferry a Macao (de uno o dos días)
    • Visitar el Buda Tian Tan en la isla de Lantau
    • Dar un paseo nocturno por el paseo marítmo de Tsim Sha Tsui
    • Visitar el parque de HK, con sus variedades de plantas y animales
    • Probar la comida típica del país, como los deliciosos egg puff o las Hong Kong style frech toast. Pero sin duda, el plato estrella fue el Ramen, de los mejores que hemos comido!
    • Visitar el Ocean Park, un parque temático ambientado en el medio acuático, que cuenta con atracciones y espectáculos muy interesantes.
    • Ir de copas a Lan Kwai Fong, la zona con el mejor ambiente nocturno de la ciudad
    • Pedir un deseo en el templo Wong Tai Sin, aunque ten cuidado con lo que pides, dicen que se cumple
    • Reservar un free tour, es imprescindible para conocer todos los secretos y curiosidades de la ciudad
    • Subir al Star Ferry para cruzar de una isla a otra, es como ir en metro pero con mejores vistas
    • Buscar la estatua de Bruce Lee en la avenida de las estrellas
    • Adentrarse en el barrio de Mong Kok, la zona comercial más importante y visitar sus peculiares mercados
    • Si vas a estar muchos días, es aconsejable comprar una Octopus Card, tarjeta para subir al transporte público de una manera más cómoda y económica
    • Poner incienso y darle al tambor en el templo Man Mo
    • Acudir a las carreras de caballos en el hipódromo Happy Valley
    • Ver a tus personajes famosos preferidos en el museo de cera Madame Tussauds
    • Ver algunos de los edificios más famosos como el International Commerce Centre o la torre del Banco de China
    • Visitar la que fue la primera prisión de Hong Kong, la Victoria Prison situada en Old Bailey Street
    • Hacerte una foto con los andamios hechos de bambú, es muy curioso ver como en las obras utilizan estas cañas para subir hasta lo más arriba
    • Comprar todo tipo de galletas y dulces, en Hong Kong encontraras los más divertidos y curiosos

     

  • ÁSIA

    RUTA DIARIA HONG KONG 8 DÍAS

    En nuestro segundo viaje a tierras asiáticas decidimos visitar Hong Kong, la perla de Oriente. Esta vez jugábamos con ventaja, allí nos esperaban nuestros grandes amigos Geofrey y la taiwanesa Sophi, que venía acompañada de su inseparable Jane. Tal como intuíamos, el viaje no tuvo desperdicio.

    Fechas: Agosto 2018

    Ruta: Barcelona- Hong Kong- Macao- Hong Kong- Sri Lanka

    Origen: Barcelona

    DÍA 1 (HONG KONG)

    Aterrizamos en el aeropuerto de HK pasada la medianoche, allí ya nos estaba esperando nuestro amigo Geofrey y juntos tomamos el autobús E23, que en aproximadamente una hora, nos dejó en el hotel, situado en Kowloon. Las tres primeras noches nos hospedamos en el Harbour Grand Kowloon, situado en la isla de Kowloon y delante del paseo marítimo, donde las vistas de los grandes edificios de la ciudad eran espectaculares.

    DÍA 2 (HONG KONG)

    Después de no haber dormido demasiado, nos levantamos por la mañana con muchas ganas de empezar a explorar la ciudad. Nuestra primera parada fue el pico Victoria (Victoria peak). Para desplazarnos hasta allí tuvimos que coger el metro hasta la parada Admiralty Station y una vez allí nos dirigimos hacia la parada de bus, donde cogimos el autobús número 15 que nos dejaba en la cima del Victoria peak. Otra forma de llegar es con el famoso peak tram, pero nosotros descartamos esta opción porque era bastante más cara, y con el bus también podíamos disfrutar de las vistas durante el ascenso.

    Una vez arriba, dedicamos un buen rato a pasear por los bosques de alrededor, ya que hay diferentes rutas marcadas y la mayoría de la gente aprovecha para pasear y disfrutar de las vistas de la ciudad desde los diferentes miradores. Después de hacernos bastantes fotos y quedarnos embobados con las espectaculares vistas, regresamos al hotel.

    Por la tarde, después de un merecido descanso, nos encontramos con nuestro amigo Geofrey, que nos enseñó las típicas tiendas del barrio de Kowloon y cenamos en el Whampoa Garden, un centro comercial en forma de barco con un gran número de bares y restaurantes para elegir.

    DÍA 3 (DISNEYLAND, ISLA DE LANTAU)

    Una de las visitas más esperadas, Disneyland HK, la verdad es que antes de preparar el viaje ni sabíamos que existía este parque de atracciones en Hong Kong  pero después de las buenas referencias que nos dieron, no nos lo podíamos perder.

    El parque ocupa toda una isla (Isla de Lantau), y se puede llegar fácilmente en metro, es un trayecto de casi una hora des de Kowloon.

    El parque abrió puertas el 2005 y no es excesivamente grande. Un día es más que suficiente para verlo todo y montarte en la mayoría de las atracciones. Aun siendo el mes de agosto, no había grandes colas y se podía subir a la mayoría de las atracciones sin tener que perder mucho tiempo. Fue un día muy divertido en que pudimos ver a muchos de los personajes de Disney y montarnos varias veces en la atracción estrella del parque, una montaña rusa ambientada en un tren del lejano oeste.
    Por la noche, teníamos previsto ver el espectáculo de luces más famoso de HK, el Symphony of Lights. Se puede ver cada día a las 20h des de Tsim Sha Tsui. Es un espectáculo muy especial ya que los grandes edificios de las islas de HK y Kowloon emiten rayos de luces y láseres de colores formando un espectáculo visual único. Nosotros lo vimos des del Tsim Sha Tsui, en la Avenue of Stars que es donde se recomienda ir para verlo en todo su esplendor.

    DÍA 4 (HONG KONG)

    A partir de aquí se unieron nuestras amigas procedentes de Taiwan, Sophy y Jane, dos amantes de la cultura pero sobre todo de las galletas y los dulces. Durante estos días visitamos todas las tiendas de dulces posibles, algunos eran realmente curiosos y nos recordaban a las series de manga que veíamos de pequeños.

    Aprovechamos el primer día con ellas para callejear, ver tiendas locales y algunos de los sitios más relevantes como el templo de Man Mo, uno de los más antiguos y más espectaculares de HK. Además, está lleno de barras de incienso, lo que le da un aire muy místico. ¡A nosotros nos encantó!

    Pasamos la tarde en la zona de Mong Kok, visitando sus diferentes calles con tiendas de la misma tipologia. Empezamos por Tung Choi Street, donde está el conocido mercado de las mujeres, y como su nombre indica, todas las tiendas venden productos para ellas (ropa, accesorios para el pelo, etc). También es relevante el mercado de las flores, en el que puedes encontrar todo tipo de plantas. No obstante, el que más nos impacto fue el Goldfish street, situado también en Tung Choi street, y que está repleto de tiendas con todo tipo de peces. Vimos algunas especies que no sabíamos ni que existían y era curioso ver cómo la gente se llevaba a su casa las pequeñas bolsas de plástico con los peces dentro.

    DÍA 5 (HONG KONG)

    Dedicamos la mañana a explorar el parque de HK, un enorme parque que cuenta con bonitos jardines, cascadas, zona de bosque y plantas exóticas, aunque lo mejor es el aviario Edward Youde, con diferentes tipos de aves y monos. Es un espectáculo verlos interactuar entre ellos y con la gente que visita la zona.

    Por la tarde nos fuimos al Temple Street Night Market, situado en Temple St. Jordan, en la isla de Kowloon. Este mercado nocturno, además de fantásticos puestos de comida, ofrece toda clase de productos como ropa, relojes, aparatos electrónicos y por supuesto muchos souvenirs.

    DÍA 6 (MACAO)

    Por la mañana nos dirigimos a la terminal de ferrys para tomar uno en dirección Macao, región que hace honor a su apodo “Las Vegas de Oriente”. Para entrar en Macao, aunque se trata de otro país, no tuvimos que tramitar visado, ya que con el pasaporte español podíamos permanecer hasta 90 días. Los billetes los compramos por internet unos días antes y de Hong Kong a Macao el trayecto dura una hora.

    Queríamos visitar algunos de los hoteles más famosos, y ya en la terminal tienes buses gratuitos que te llevan directamente. Durante el trayecto, nos sorprendieron las formas de algunos de los hoteles y casinos, eran realmente espectaculares y por momentos parecía que estuviéramos en una película de ciencia ficción.
    Nosotros entramos en el “Parisian Macao”, que tiene delante una Torre Eiffel. También entramos el “The Venetian Macao”, que en su interior cuenta con réplicas de los canales de Venecia. Fue una visita muy curiosa, ya que teniendo en cuenta que estábamos en China, nos encontrábamos dentro de hoteles perfectamente ambientados en dos ciudades europeas tan maravillosas como París y Venecia, y por supuesto, cuidando hasta el máximo detalle. Además de las tiendas de ropa de marca, los casinos, y tiendas con productos típicos, en cada hotel te puedes encontrar con espectáculos de baile tradicionales de cada país.

    Por la tarde nos dedicamos a visitar la ciudad, la afluencia de turistas era importante y las calles estaban abarrotadas, aun así disfrutamos de la ciudad y vimos todo lo que queríamos.

    Macao fue colonia portuguesa, y la verdad es que se nota en la arquitectura de sus edificios.
    Empezamos la visita por el caso histórico, disfrutando de todas las tiendas y puestos de comida. En algunos, incluso, puedes encontrar los típicos postres de nata portugueses. Finalmente, llegamos a las ruinas de la Iglesia de San Pablo, uno de los elementos más importantes de la ciudad. Al anochecer, después de un Foot Massage que casi nos hace perder el ferry, volvimos a Hong Kong.

    DÍA 7 (HONG KONG)

    Habíamos dejado este día para visitar el Buda Tian Tan, un buda de bronce de 23 metros de altura situado en la Isla de Lantau. No obstante, el día no amaneció según lo esperado ya que a Carlos parece que no le sentó bien el buffet del día anterior y tuvo que pasarse todo el día en el hotel. Aun así, fue un mal menor después de ver que no paró de llover en todo el día.

    DÍA 8 (HONG KONG- SRI LANKA)

    Una vez recuperados, dejamos el hotel para dirigirnos al aeropuerto rumbo a nuestro siguiente destino: Sri Lanka.

  • ÁSIA

    VISADO VIETNAM

    ¿CÓMO TRAMITAR EL VISADO EN VIETNAM?

    Xin Chào!

    ¿Ya tienes tus billetes en mano? Perfecto, es el momento de empezar con el visado. Vietnam, como muchos otros países, requiere de un visado para que la persona pueda acceder al país. Necesitar el visado o no, básicamente, dependerá de los días que vayas a estar y del país de procedencia.

    Si eres de un país de Latinoamérica, deberás tramitar tu visado previamente a tu llegada.
    Si eres español y tienes pensado viajar menos de 15 días, no es necesario que lo tramites. Por el contrario, si tu idea es quedarte por más tiempo de 15 días, debes pedir tu visado online o ir a la embajada de tu ciudad para tramitarlo.

    La forma más ágil para hacerlo, desde nuestro punto de vista, es hacerlo online. La web que nosotros utilizamos fue: www.vietnam-visa.com

    Requisitos Visado Online

    - Tener un pasaporte de más de 6 meses de antigüedad
    - Pagar un importe de 19’35€ al tramitarlo Online (si eres español, año 2019)

    Cumpliendo estos requisitos y rellenando el formulario web, vas a recibir una carta de invitación al país que debes llevar impresa durante tu viaje. A parte de esta carta, debes llevar a mano también una foto de carnet y 25 dolares que deberás pagar in situ en el aeropuerto de destino para tramitar el visado.

    ¿Cuánto tiempo tardas en recibir la carta de invitación al país?
    Nosotros tardamos aproximadamente de 3 a 5 días, pero imaginamos que el tiempo estimado dependerá de diferentes variables (país origen, peticiones especiales, etc). A parte de la carta de invitación, nosotros fuimos recibiendo emails de forma periódica con información práctica del país, teléfono de contacto en caso de necesitar ayuda, previsión meteorológica, etc.

    Experiencia personal con el visado en Vietnam (Aeropuerto de Tan Son Nhat)

    A nosotros nos pasó algo que debéis tener mucho cuidado porque de lo contrario seguramente hubiéramos tenido que pagar una multa.
    Llegamos a la madrugada y nos fuimos a directos a la zona de control para tramitar el visado e irnos rápido para el hotel porque estábamos muy cansados. Cuando llegamos, enseñamos el pasaporte y la carta de invitación al país pero no nos dijeron nada del visado. Nos pusieron el sello y nos dejaron salir. Cuando ya estábamos en la calle, tuve curiosidad y miré el sello y nos dimos cuenta de que nos habían  puesto que solo teníamos permiso para quedarnos en el país 15 días. Volvimos dentro del aeropuerto, le explicamos la situación a un guardia que (por suerte) nos dejó volver a entrar y allí sí vimos nuestro error: no nos habíamos dado cuenta que para tramitar el visado tenías que ir a una zona diferente. Así que hicimos el trayecto a la inversa y por querer ir rápido, tuvimos que esperar más de una hora.
    Una vez allí, tienes que rellenar un formulario primero y entregarlo junto tu foto de carnet y tu pasaporte. Ellos se quedan toda la documentación y tienes que sentarte a esperar hasta que te llaman, recoges el pasaporte y abonas el importe.

    Si tienes cualquier pregunta, dejanos un comentario y te ayudaremos encantad@s!

  • ÁSIA

    25 IMPRESCINDIBLES VIETNAM

    QUÉ VER Y HACER EN VIETNAM - 25 COSAS 

    Xin Chào!

    A estas alturas seguramente ya habrás leído nuestra Ruta por Vietnam y si no lo has hecho te dejamos aquí el enlace: http://www.maletayavolar.com/vietnam/

    Para completarla, y a modo de resumen, os queremos dejar con nuestros 25 imprescindibles del país:

     

    • Tomar café con huevo
    • Comer una deliciosa Pho
    • Estar en la “Lantern Full Moon Festival” en Hoi an, el día 14 de cada mes lunar
    • Comprar un farolillo en Hoi an
    • Disfrutar de Sapa y hacer un trekking de dos días
    • Dormir en un homestay en una de las pequeñas aldeas de las montañas de Sapa
    • Hacer el free tour en Hanoi
    • Ir de compras por las tiendas “Made in Vietnam” de Hanoi
    • Disfrutar de la comida vietnamita. Los puestos más autenticos son aquellos que no tienen menú
    • Dormir en un tren nocturno
    • Visitar Halong Bay e ir en kayak
    • Ir de copas por la Bui Vien Walking Street en Ho Chi Minh
    • Visitar el War Museum de Ho Chi Minh
    • Visitar las torres Cham de Nha Trang
    • Ir a un espectáculo de Kung-fu
    • Visitar las tumbas de Minh Mang y Khai Dinh en Hue
    • Pasear en barco por el río del perfume en Hue
    • Usar un Nón Lá (sombrero vietnamita)
    • Alquilar una bici por una ciudad tranquila como Hoi an
    • Recorrer el barrio antiguo de Hanoi y visitar las tiendas de oficios
    • Disfrutar de ubn mercado del Delta del Mekong
    • Comer bocadillos callejeros (Banh mi) en cualquier ciudad del país
    • Andar por la Street Train de Hanoi y ver pasar el tren a las 19pm
    • Probar tooodas las cervezas locales (sobretodo la bia hoy, cerbeza de barril)
    • Alquilar una moto por la bulliciosa ciudad de Ho Chi Min.

    Después de estos 25 imprescindibles esperamos que aún tengas más ganas de viajar a este espectacular país 🙂 

     

     

  • ÁSIA

    RUTA DIARIA VIETNAM 20 DÍAS

    RUTA DIARIA VIETNAM 20 DÍAS

    En esta entrada vamos a explicaros nuestra ruta en Vietnam durante 20 días con los detalles más interesantes del país y de las ciudades que recorrimos. Queremos explicarte más sobre Vietnam, este peculiar país del sureste asiático donde su gente, la gastronomía y sobre todo, los maravillosos paisajes, no dejan indiferente a nadie.

    ¡Bienvenidos al espectacular país de Vietnam!

    Fechas: Agosto 2019

    Ruta: Ho Chi Minh - Nha Trang - Hoi an – Hue – Hanoi – Sapa – Halong - Hanoi

    Origen: Barcelona

     

    HO CHI MINH (2 noches)

    Nuestra primera parada en Vietnam fue Ho Chi Minh (antiguamente conocida como Saigón). Aterrizamos a las 10h en el aeropuerto de Than Son Nhat y desde allí nos fuimos directamente al hotel, que estaba en centro de la ciudad. Como estábamos bastante cansados por no haber dormido la noche anterior y por el jetlag, nos lo tomamos con calma. Por la tarde, fuimos a ver la Pagoda del Emperador de Jade y paseamos por el barrio de Da Kao. Por la noche, nos fuimos a descubrir la famosa Bui Vien Walking Street, una calle repleta de restaurantes, bares y pubs donde puedes encontrar muchísimo ambiente nocturno

    Al día siguiente, aunque nos levantamos todavía “tocados” por el jetlag, nos fuimos al mercado Binh Tay Market. Desde el centro de Ho Chi Minh puedes coger el autobús local nº1. El Binh Tay Market es el mercado más espectacular del barrio de Cholon (distrito 5) y está repleto de paradas de comida, ropa, souvenirs y un largo etcétera. De allí nos fuimos al War Museum (muy recomendable). El War Museum te ayuda a entender la historia de Vietnam y a su vez también el presente. Ir al museo te permitirá entender cómo son las personas y cuál es su cultura y filosofía. De allí, puedes ir andando al Palacio de la Reunificación (hay que pagar entrada) y la catedral de Notre Damm. Al lado de la catedral, está el edificio de correos (Bưu điện trung tâm), que fue construido por Gustave Eiffel. Recomendamos entrar ya que aún conserva la magia de antaño. De allí, puedes bajar hasta el río, a través de un largo paseo que te llevará también al palacio de la Opera. Finalmente, llegamos al Bitexco Financial Tower desde donde puedes subir a la planta 41 (hay que pagar ticket) para ver las vistas de la ciudad. Al lado mismo de la Bitexco Financial Tower hay unos bares donde venden baos de ternera ¡que están riquísimos! Por la noche volvimos al Bui Vien Walking Street y aun había más marcha que el viernes por la noche, ¡lo pasamos genial!

    En nuestro último día en Ho Chi Minh, en primer lugar, nos dirigimos hacia la zona del muelle, donde caminamos tranquilamente por el paseo, contemplando la vistas del río y los enormes edificios del Distrito Dos. Después de comer un delicioso plato de Pho, visitamos el mercado de Ben Thanh, el cuál nos sorprendió muchísimo, por la gran cantidad de tiendas y productos que ofrecen. Si vais con la idea de comprar algo en especial, aquí seguro que lo encontraréis, ya que venden desde comida o café de Vietnam hasta todo tipo de souvenirs, ropa vietnamita o imitaciones de algunas marcas. Como en todo mercado, se tiene que regatear para obtener un buen precio. Por la tarde visitamos los templos de la zona: el templo hindú Mariamman y la Págoda de Xa Loi. Esta última, para nosotros es la más bonita de la ciudad, así que no os olvidéis de visitarla porque seguro que os sorprende.

     

    TREN NOCTURNO HO CHI MINH- NHA TRANG (1 noche)

    En nuestro tercer día, por la noche, nos fuimos a la estación de trenes de Ho Chi Minh. Ya teníamos los billetes comprados con antelación desde Barcelona. Nosotros lo compramos en la web de Vientnam Railways y no tuvimos ningún problema. Cogimos la habitación de 6 personas pero para nuestra sorpresa, aquella noche dormimos 9 personas, en una habitación de 2x3m.

     

    NHA TRANG (3 noches)

    ¡Y llegamos a Nha Trang a las 5:30am! Estábamos tan cansados que ni nos lo pensamos: cogimos un taxi y nos fuimos directos al hotel… y qué hotel! En nuestras rutas siempre intentamos dejar 3 o 4 días libres para estar en la playa, descansar, leer, comer, dormir… En este caso el sitio elegido fue un resort en Nha Trang. El resort que elegimos estaba en las afueras de Nha Trang, casi a 30’ en coche de la ciudad. Queríamos tranquilidad, una cabaña en la playa y alejarnos del ruido de las ciudades (os recordamos que vivimos en Barcelona ).

    Hubo una de las tardes que la dedicamos a sacarnos el bañador y a visitar Nha Trang ciudad. En Nha Trang puedes visitar las Torres Cham y la Pagoda de Po Nagar. Nos parecieron súper bonitas.

     

    TREN NOCTURNO NHA TRANG- DANANG (1 noche)

    En nuestro segundo tren nocturno pasamos de dormir 9 personas a dormir 7 personas, fuimos mejorando... Como en el primer tren, los billetes ya los teníamos comprados en la web de Vietnam Railways con antelación. Para visitar Hoi An, que no tiene estación de tren, debes parar a Danang, que está a una hora de Hoi An en autobús.

     

    HOI AN (2 noches)

    Llegamos a primerísima hora a Danang y nos fuimos directos al puente del dragón, dicen que por la noche hacen un espectáculo en que el dragón escupe agua y fuego. Nosotros no tuvimos oportunidad de verlo, pero por el día también merece la pena. Así que tomamos algunas fotos y nos dirigimos a la estación para coger un bus que en una hora nos dejaba en Hoi An.

    Teníamos muchas expectativas puestas en esta bonita ciudad y no nos defraudó. Lo mejor de Hoi An es su casco antiguo, en el que se conservan más de 800 edificios históricos desde hace siglos, los cuales no sufrieron las consecuencias de la guerra, ya que Hoi An prácticamente no fue atacada. Hoi An fue un puerto muy importante y tuvo la influencia de los comerciantes japoneses y de los chinos. Esta influencia hoy en día aun es vigente en sus edificios y en el ambiente de la ciudad. Entre estos edificios, podemos encontrar casas antiguas, museos o salas de reuniones. Para visitarlos, hay que comprar un ticket que cuesta 120.000 VND con el que puedes visitar cinco de ellos. El ticket se compra en la entrada de la Old Town.

    Aunque lo mejor de Hoy An llega por la tarde-noche, con el inicio del Night Market.Es la mayor atracción de la ciudad, las calles se llenan de gente y puestos de comida, y el río, los bares y restaurantes están repletos de farolillos. ¡Es un auténtico espectáculode colores! Además, los barquitos con los farolillos de colores navegando por el río le dan un aire de romanticismo único.

     

    HUE (2 noches)

    Salimos hacia nuestro próximo destino, a unos 120 km se encuentra la ciudad de Hue, esta vez para el transporte contratamos un tour que nos ofrecieron en el hotel y que te llevaba pasando antes por diferentes sitios de interés. Fue una buena decisión, ya que visitamos lugares que no teníamos previsto ir y que valían mucho la pena. Además, el tour solo nos costó 270.000 VND. La primera parada fue en las Marble Mountains, son cinco montañas que se encuentran a pocos kilómetros de Da Nang, y que corresponden a los cinco elementos de la naturaleza (agua, hierro, fuego, tierra y madera). Nosotros visitamos la del agua, en la que disfrutamos de un circuito que pasaba por espectaculares pagodas, cuevas destinadas al culto religioso, y cientos de escaleras que había que subir para obtener como premio unas increíbles vistas de Danang y la Isla de Cham. Seguimos con nuestro trayecto atravesando las montañas de Hai Van Pass, donde las vistas de la Lang Co Beach son espectaculares, finalmente llegamos a Hue y antes de dejarnos en el hotel visitamos el Thanh Toan Tiles Roof Bridge, un puente de maderacubierto, como el que ya vimos en Hoi An. El trayecto hasta allí por los arrozales fue muy interesante y pudimos ver a algunos vietnamitas trabajando en el cultivo del arroz.

    Una vez llegados a Hue, Teníamos un día para visitar la ciudad y queríamos ver la ciudadela y las tumbas de los emperadores Nguyen, las cuales se encuentran en las afueras de la ciudad. De esta manera, contratamos un tour que ya nos llevaban por todo, y además nos explicaba la historia. Cabe decir que el ritmo de la guía fue frenético, pero esto nos permitió verlo todo, además de un espectáculo de kung-fu al que nos llevaron y que no estuvo nada mal. ¡Siempre había querido presenciar como un karateka partía diez tejas con un solo golpe! Durante el tour de Hue, dedicamos la mañana a visitar las tumbas: Primero estuvimos en la de Minh Mang, situada en medio de un bosque. El recorrido transcurre entre tres terrazas, templos, pabellones  y un puente de piedra que cruza el río para llegar al sepulcro, no obstante aquí ya no pudimos acceder porque solo la abren para el aniversario de la muerte del emperador.
    La segunda que visitamos fue la de Khai Dinh, en la que subes algunas escaleras que te dejan en un patio donde puedes ver un grupo de esculturas de guardias mandarines, más arriba está el Thien Dinh, donde está enterrado el emperador. El Thien Dinh es un edificio que hay que visitar por dentro, ya que vale la pena observar la decoración de las paredes y techos. Por la tarde entramos a la ciudadela y al final del día fuimos a la pagoda Thien Mu, situada a 4 km al suroeste de Hue, justo delante del río del perfume, así que después de visitarla pudimos regresar en barco hasta el centro de la ciudad. El paseo en barco teníapoco interés, pero fue una forma especial de finalizar el circuito.

    Recomendamos hacer el tour, ya que es una buena opción para verlo todo en un día y encima enterarte de la historia, ya que Hue, ciudad de antiguos emperadores, tiene para mucho. Además, para comprar las entradas puedes comprar un bono con el que puedes acceder a tres atracciones (las tumbas y la ciudadela), de manera que sale más económico que haciéndolo de forma individual.

    El día siguiente, dejamos el hotel para coger un avión destino Hanoi. En este caso, el avión es la forma más rápida de llegar, ya que el trayecto dura solo una hora. El aeropuerto es pequeño y va todo muy ágil. Nosotros volamos con Vietnam Airlines y el vuelo fue perfecto. En Hanoi estuvimos solo unas horas, ya que por la noche nos subimos al tren que nos llevaba a Lao Cai, y desde allí llegar a Sapa, el punto más esperado del viaje.

     

    TREN NOCTURNO HANOI- LAO CAI (1 noche)

    Para llegar a Sapa puedes ir en autobús o en tren. Nosotros, una vez más, elegimos el tren. La estación más cercana es Lao Cai. Esta vez compartimos habitación con unos chicos italianos muy simpáticos.

     

    SAPA (2 noches)

    Una vez llegamos a Lao Cai, nos esperaba el transporte del hotel, ya que nos ofrecieron el servicio y lo contratamos por 141.000 VSN. El trayecto hasta Sapa dura unos 40 minutos y conforme vas subiendo, empiezas a darte cuenta de lo maravilloso del lugar. Las majestuosas montañas y las terrazas de arrozales te hacen sentir que estas en un lugar único.

    Al llegar a Sapa dimos una vuelta por el pueblo y eso nos acabó con la magia inicial, ya que está muy enfocado al turismo y para nada tiene la esencia del lugar. No obstante, encontramos un bar en las afueras, que tenía una terraza con unas vistas espectaculares, donde podríamos habernos quedado días disfrutando del entorno. Nos fuimos a descansar temprano porque al día siguiente, ¡empezaba nuestro trekking!

    Empezamos la mañana con un buen desayuno para coger fuerzas para la ruta. Nosotros lo habíamos contratado previamente con las Sapa Sisters (una cooperativa de mujeres locales), así que a primera hora acudimos a su oficina para decidir la ruta junto con nuestra guía. Nuestra guía fue Little Mu, una chica de 24 años que nos acompañó durante los dos próximos días, nos hizo conocer su cultura y disfrutar de la esencia de su país. Como nos veíamos fuertes y con ganas, escogimos la ruta más larga, de más de 20 km y la verdad es que el esfuerzo valió la pena. Empezamos el recorrido subiendo una montaña por una zona boscosa, donde cada vez había mejores vistas del pueblo. Una vez arriba, seguimos atravesando las montañas pasando al lado de los búfalos y por pequeñas aldeas donde podías ver a la gente local en su vida cuotidiana y siempre con un fondo espectacular que te hacia recordar el lugar donde estabas. Además, quedamos muy contentos con Little Mu, que con un buen ingles nos explicaba acerca de las plantas que nos íbamos encontrando y comimos alguna que otra deliciosa fruta. Finalmente, nos alojamos en Ta Van, en un Homestay situado justo en medio de las terrazas de arrozales, con lo que pudimos disfrutar del lugar a cada instante.
    Al día siguiente, nos despertamos con un sol radiante que resaltaba mucho más la belleza del lugar, y seguimos con nuestra ruta, que en este segundo día sería mucho más suave. Primero atravesamos un bosque de bambú para llegar a unas cascadas, donde incluso nos pudimos bañar, el agua estaba muy fría, pero fue de agradecer por lo acalorados que estábamos. Después del baño, seguimos con el trayecto atravesando literalmente los campos de arroz, hasta que llegaríamos a una aldea donde teníamos previsto realizar la comida y montarnos en una furgoneta de regreso a Sapa.

    Para  nosotros, estos dos días fueron lo más espectacular del viaje, una experiencia única que sin duda recomendamos.

    Por la tarde, cogimos un autobús local por 30.000 VSN nos llevaba a Lao Cai, desde donde cogíamos otra vez el tren nocturno con destino Hanoi. Hay que decir que el trayecto no es apto para todo el mundo, ya que hacen algunos adelantamientos que serían impensables hacer en España, pero que parece que aquí son habituales.

     

    TREN NOCTURNO SAPA- HANOI (1 noche)

    Fue nuestro cuarto tren nocturno, desde la estación de Lao Cai a Hanoi.

     

    HANOI (3 noches)

    Sobre las 5:30 de la mañana el tren llegó a Hanoi y al salir de la terminal había muchos taxistas esperando y ofreciéndote su taxi. Con tanta insistencia, erróneamente, accedimos a subir a uno que no era de las empresas habituales que ya habíamos utilizado. El taxi nos llevó al hotel pero el taxímetro que utilizaba subía a un ritmo muy alto, de manera que nos pidió un precio muy desproporcionado para el trayecto que habíamos hecho (casi unos 15€ cuando normalmente pagábamos 1 o 2 €). Obviamente nos enfadamos mucho con él y le pagamos lo que creíamos que era justo después de unos minutos desagradables.
    Hay que estar atento con este tipo de fraudes y subir solo a taxis oficiales, nosotros utilizamos siempre los de la compañia Mai Linh, unos taxis verdes con conductores muy atentos y profesionales.

    Ha Long Bay (Day trip)

    Aunque teníamos intención de visitar Halong Bay, esperamos a llegar a Hanoi para contratar la excursión, ya que sale mucho más económico que hacerlo online. En todos los hoteles y en las numerosas agencias que hay en la ciudad lo puedes reservar, no obstante, nosotros lo hicimos en el hotel donde nos alojábamos, ya que siempre te hacen un  mejor precio.
    Nosotros hicimos excursión de un día, por un precio de 60$, que según comparamos con otros viajeros, era un buen precio. El servicio de la excursión fue bueno y tuvimos el placer de contemplar las maravillosas vistas que ofrece la bahía, aunque en algunos puntos de la ruta había mucha afluencia de turistas peleándose por hacerse una foto y perdía el encanto. Además, nuestro guía no nos explicó nada acerca de la historia de lo que visitábamos, cosa que echamos en falta, ya que siempre nos gusta conocer a fondo los sitios que visitamos.
    El día empezó a las 8:30 cuando nos recogieron en el hotel, una vez recogida toda la gente, iniciamos el trayecto hacia Halong, con una duración de dos horas aproximadamente, eso siempre  que vayas por autopista, sino puede ser el doble!
    Una vez en Halong, nos dejaron en el muelle y cogimos el barco donde comimos y gozamos de una de las maravillas que ha creado la naturaleza, o según dice la historia (el guía ni lo mencionó), un dragón que bajo de las montañas y se sumergió en el mar. La primera parada en la Bahía de Halong fue en uno de los islotes, allí pudimos visitar una enorme cueva con sus estalactitas en formas de animales, había algunas que no tenían desperdicio. Después visitamos otra isla en la que montamos en kayak y pudimos visitar una zona regentada por rocas donde se podían ver los monos que vivíanallí. ¡El paseo fué muy divertido!
    En la última parada nos dimos un baño en una pequeña playa, el chapuzón valía la pena, ya que la estampa del lugar, con los majestuosos islotes del fondo era espectacular. ¡Volvimos a Hanoi de noche para cenar y descansar, sólo nos quedaba un día en Vietnam!

    En nuestro último día a Hanoi, por la mañana, hicimos el free tour que ya lo teníamos reservado desde hacía un par de días a través de la web de Civitatis. Nuestro guía turístico fue Marc, un chico estupendo que nos enseñó como descubrir todos los secretos de Hanoi. Empezamos nuestro trayecto por la famosa calle que atraviesa la vía del tren, y nos dirigimos hacia el barrio antiguo. Por el camino nos mostró los puestos de comida callejera más famosos de la ciudad, y las tiendas donde podíamos hacer las mejores compras. Finalmente, acabamos en el lago Ho Noan Kiem, donde nos explicó la historia del lago y de Vietnam. Fue un tour que nos sirvió para acabar de entender la historia y costumbres del país, ya que, él lleva muchos años viviendo allí y nos pudo trasladar su experiencia y explicarnos muchas curiosidades. Por la tarde, la dedicamos a terminar de comprar algunos regalos y visitar tranquilamente la calle del tren que tanto nos apetecía conocer. Nos fuimos a dormir, a las 6am sonaba el despertador para volar a la realidad, Barcelona.

     

  • ÁSIA

    MALASIA

    RUTA DIARIA MALASIA 20 DÍAS

     

    Si estás leyendo este blog probablemente te estarás planteando visitar Malasia o quizás ya tengas tu bitlletes comprados. Déjame decirte que estás en buenas manos...

    ¡Empezamos!

    Fechas: Del 2 al 21 de agosto de 2017

    Ruta: Kuala Lumpur- Melaka- Singapur- Kuala Terengganu- Pulau Kapas- Islas Perhentian- Kuala Lumpur

    Origen: Barcelona

    KUALA LUMPUR (3 noches)

    Aterrizamos a medianoche y nos fuimos directos al hotel. Cuando llegas al aeropuerto, puedes cambiar algo de dinero y coger un taxi en una de las ventanillas que hay antes de salir a la calle.

    Estancia: Hotel Maison Boutique

    El primer día entero en KL lo dedicamos a visitar el Bird Park y el Museo de Arte Islamico. Después visitamos la Plaza de la Merdeka y el Maskid Jamek (mezquita). A la hora de comer nos fuimos al Mercadillo de Petalling Street que está repleto de tiendas callejeras y paseamos por el Mercado Central. Por la tarde subimos a la torre KL, donde hay una cristalera y puedes ver el suelo... a nosotros nos dio muchísimo vértigo!

    Por la noche fuimos a las impresionantes Torres Petronas y el parque adjunto (KLCC). Ver atardecer y sentarse debajo de ellas no tiene desperdicio. Yo recomiendo verlas a esa hora del día por la magia que desprenden.

    El segundo día nos fuimos a las Batu Caves. Hay diferentes trenes desde la estación central de Kuala Lumpur que te llevan ahí sin problema en unos 40 minutos. Allí puedes estar perfectamente entre 2 y 3 horas andando por lo templos. Lo más destacado, como su nombre indica, es la Cueva central que hay después de subir tooooodas las famosas escaleras. A la hora de comer, fuimos a uno de los restaurantes indios que hay en las Batu Caves ( justo al bajar las escaleras a la izquierda hay tres. Nosotros fuimos al segundo de ellos) y fue una de las comidas más deliciosas de todo el viaje! Nota: Cuidado con los monos, no debes llevar comida en la mochila ni una bolsa colgando.

    Por la noche nos fuimos a cenar a la famosa calle Jalan Alor. Es una calle donde hay muchos restaurantes y paradas de comida callejera. Lo mejor es ir a los que están llenos de lugareños, seguro que la comida allí no defrauda.

    MELAKA (2 noches) 

    Estancia: Modern Cave Boutique

    Transporte: Desde la estación de autobuses de KL salen muchos autobuses de diferentes compañías dirección Melaka. Tardan unas 2h en llegar.

    Nos habían hablado muy bien de esta ciudad pero cuando llegamos nos decepcionó un poco.. hasta que llegó la noche! Recomendamos ir en fin de semana, que es cuando se celebra el Mercado Nocturno de Jonker, una pequeña fiesta en el pueblo, con karaoke y comida callejera.

    Durante el día nos dedicamos a pasear por sus calles. En el centro histórico hay mucha vida, está lleno de llamativos trishaws, tiendas y un bonito río que cruza la ciudad. Por la tarde, fuimos a hacernos un masaje en los pies no apto para gente con cosquillas. Al atardecer, paseamos y cenamos al Mercado Nocturno de Jonker.

    El segundo día nos dedicamos a pasear, el calor era insoportable por lo que nos lo tomamos con calma. Por la tarde fuimos a Kampung Chitty, una pequeña comunidad dentro de Melaka donde puedes encontrar la mayoría de templos hindúes. La entrada es un arco con figuras de elefantes. Al atardecer, fuimos a la Mezquita Flotante (Masjid Selat Melaka) que está literalmente en el medio del mar. Para eso, le pedimos a un taxi que nos llevara, nos esperó durante 30’ y volvimos al pueblo. Tienes que pactar el precio antes de arrancar. 

    SINGAPUR (2 noches)

    Estancia: MET a Space Poc en Little India (una capsula en toda regla!!)

    Transporte: Nos fuimos a la estación de autobuses de Melaka para coger uno en dirección Singapur. Era una de las paradas que más ilusión nos hacia de todo el viaje. El viaje fue un poco pesado, aproximadamente 5 horas de autobús. En la frontera tienes que ir muy rápido cuando pasas seguridad ya que a nosotros casi nos deja el autobús. Suerte de unos chicos españoles que le dijeron al conductor que no arrancara sin nosotros.

    Para no sobrecargar esta entrada y debido a que Singapur es una país diferente, próximamente escribiremos más sobre esta ciudad/país.

    De Singapur cogimos un avión con escala a KL destino Kuala Terengganu.

    KUALA TERENGGANU (1 noche)

    Estancia: The Rise Room

    Transporte: Avión de Singapur a Kuala Terengganu. Hace escala en KL.

    Nosotros solamente pasamos una noche porque para ir a KAPAS no salían barcos hasta el día siguiente. En nuestra opinión, es una ciudad que tiene pocas cosas para ver pero es um buen sitio para hacer noche.

    Para ir a buscar el barco que nos llevaría a Kapas, le pedimos al chico del Airbnb si conocía a alguien que nos viniera a buscar y él mismo nos contactó con el taxista.

    ISLA DE KAPAS (3 noches)

    Estancia: Kapas Island Resort. Es muy difícil reservar con antelación a través de Booking, o al menos, lo era en 2017. El único establecimiento que dejaba reservar era el que nosotros fuimos y la verdad, creo que era de los peores que vimos en toda la isla.

    Transporte: Para coger el barco que tarda una hora en llegar a la Isla de Kapas, tienes que ir a Marang. Nosotros de Kuala Terengganu a Marang cogimos un taxi. 

    Kapas fue sin duda la mejor aventura del viaje! Una isla sin nada, es más, al segundo día se terminó el stock en los pocos bares que hay y la gente a las 17h ya hacía cola para no quedarse sin cenar 🙂 En la isla hay poco más de cinco o seis "hoteles" o resorts, aunque en realidad son pequeñas cabañas sin ningún lujo. Es una isla de playas desiertas y vírgenes, ideales para hacer snorkel. La playa más bonita del mundo, sin lugar a dudas, está en Kapas. En Kapas conocimos a dos parejas más con las que compartimos playa, cenas, risas y hasta el próximo destino: Perhentian (Betty, Jesú- Un abrazo :))

    Para salir de la Isla de Kapas debes comprar el ticket del barco en el hotel y te lo reservan para el día siguiente. El barco te lleva a Marang y de allí tienes que ir a Kuala Besut. En el embarcadero de Marang puedes coger un taxi sin problema hasta Kuala Besut. En el taxi, junto a nuestros compañeros Betty y Jesú, descubrimos la versión Malaya de Despacito... Incognito!

    PERHENTIAN (4 noches)

    Estancia: Bayu Dive Lodge

    Transporte: De Kuala Besut coges un barco que te lleva a las Perhentian. El ticket se compra en el mismo barco y tarda una hora aproximadamente. Las Perhentian son dos islas, una de pequeña (Kecil) y otra de más grande (Besar).

    Nosotros fuimos a la isla grande (Besar) y no nos arrepentimos. Delante del hotel hay una playa enorme, que aunque no es de las más bonitas, desde allí puedes coger water taxis o como hicimos nosotros, recorrer la selva hasta llegar a las diferentes playas! Hay senderos bien marcados que cruzan la selva y te permiten desplazarte entre ellas. Si no te gusta la aventura o no quieres/puedes andar durante 45 minutos, la mejor opción es coger un water taxi.

    En las Perhentian, se puede tomar el sol, leer, andar, hacer snorkel, darte un masaje... qué mas se puede pedir? Eso sí, no hay tiendas ni calles. Todo es playa y selva.

    TREN NOCTURNO (1 noche)

    Era hora de regresar a casa y para eso teníamos que volver a Kuala Lumpur. De las Perhentian nos fuimos a Kuala Besut en barco y de allí cogimos un taxi a Wakaf Bahru, desde donde salía el tren a las 18h dirección Gemas, la estación que conectava con KL. Llegamos a Gemas a las 6 am y cogimos un tren hacia KL en la misma estación de Gemas.

    Experiencia en el tren: Si te gustan los bichitos y no te importa dormir con 40 personas más en el vagón que está lleno de literas...es una experiencia! Yo lo pasé un poco mal, porque había muchos bichos correteando por mi almohada, así que me dediqué a estar sentada e intentar no dormir. * Cuando escribí este post todavía no había ido a Sri Lanka, por lo que puedo decirte que los trenes de Malasia están bastante bien 🙂

    KUALA LUMPUR (1 noche)

    Noche: Capri by Fraser

    Tiramos la casa por la ventana! Queríamos estar descansados para emprender el viaje de vuelta, por lo que el hotel que elegimos era muy bonito. Lo que más nos apetecía era darnos una buena ducha de agua caliente y bañarnos en la piscina de la azotea antes de ir a dormir, coger el avión y empezar el viaje de vuelta a Barcelona.