ÁSIA

RUTA DIARIA HONG KONG 8 DÍAS

En nuestro segundo viaje a tierras asiáticas decidimos visitar Hong Kong, la perla de Oriente. Esta vez jugábamos con ventaja, allí nos esperaban nuestros grandes amigos Geofrey y la taiwanesa Sophi, que venía acompañada de su inseparable Jane. Tal como intuíamos, el viaje no tuvo desperdicio.

Fechas: Agosto 2018

Ruta: Barcelona- Hong Kong- Macao- Hong Kong- Sri Lanka

Origen: Barcelona

DÍA 1 (HONG KONG)

Aterrizamos en el aeropuerto de HK pasada la medianoche, allí ya nos estaba esperando nuestro amigo Geofrey y juntos tomamos el autobús E23, que en aproximadamente una hora, nos dejó en el hotel, situado en Kowloon. Las tres primeras noches nos hospedamos en el Harbour Grand Kowloon, situado en la isla de Kowloon y delante del paseo marítimo, donde las vistas de los grandes edificios de la ciudad eran espectaculares.

DÍA 2 (HONG KONG)

Después de no haber dormido demasiado, nos levantamos por la mañana con muchas ganas de empezar a explorar la ciudad. Nuestra primera parada fue el pico Victoria (Victoria peak). Para desplazarnos hasta allí tuvimos que coger el metro hasta la parada Admiralty Station y una vez allí nos dirigimos hacia la parada de bus, donde cogimos el autobús número 15 que nos dejaba en la cima del Victoria peak. Otra forma de llegar es con el famoso peak tram, pero nosotros descartamos esta opción porque era bastante más cara, y con el bus también podíamos disfrutar de las vistas durante el ascenso.

Una vez arriba, dedicamos un buen rato a pasear por los bosques de alrededor, ya que hay diferentes rutas marcadas y la mayoría de la gente aprovecha para pasear y disfrutar de las vistas de la ciudad desde los diferentes miradores. Después de hacernos bastantes fotos y quedarnos embobados con las espectaculares vistas, regresamos al hotel.

Por la tarde, después de un merecido descanso, nos encontramos con nuestro amigo Geofrey, que nos enseñó las típicas tiendas del barrio de Kowloon y cenamos en el Whampoa Garden, un centro comercial en forma de barco con un gran número de bares y restaurantes para elegir.

DÍA 3 (DISNEYLAND, ISLA DE LANTAU)

Una de las visitas más esperadas, Disneyland HK, la verdad es que antes de preparar el viaje ni sabíamos que existía este parque de atracciones en Hong Kong  pero después de las buenas referencias que nos dieron, no nos lo podíamos perder.

El parque ocupa toda una isla (Isla de Lantau), y se puede llegar fácilmente en metro, es un trayecto de casi una hora des de Kowloon.

El parque abrió puertas el 2005 y no es excesivamente grande. Un día es más que suficiente para verlo todo y montarte en la mayoría de las atracciones. Aun siendo el mes de agosto, no había grandes colas y se podía subir a la mayoría de las atracciones sin tener que perder mucho tiempo. Fue un día muy divertido en que pudimos ver a muchos de los personajes de Disney y montarnos varias veces en la atracción estrella del parque, una montaña rusa ambientada en un tren del lejano oeste.
Por la noche, teníamos previsto ver el espectáculo de luces más famoso de HK, el Symphony of Lights. Se puede ver cada día a las 20h des de Tsim Sha Tsui. Es un espectáculo muy especial ya que los grandes edificios de las islas de HK y Kowloon emiten rayos de luces y láseres de colores formando un espectáculo visual único. Nosotros lo vimos des del Tsim Sha Tsui, en la Avenue of Stars que es donde se recomienda ir para verlo en todo su esplendor.

DÍA 4 (HONG KONG)

A partir de aquí se unieron nuestras amigas procedentes de Taiwan, Sophy y Jane, dos amantes de la cultura pero sobre todo de las galletas y los dulces. Durante estos días visitamos todas las tiendas de dulces posibles, algunos eran realmente curiosos y nos recordaban a las series de manga que veíamos de pequeños.

Aprovechamos el primer día con ellas para callejear, ver tiendas locales y algunos de los sitios más relevantes como el templo de Man Mo, uno de los más antiguos y más espectaculares de HK. Además, está lleno de barras de incienso, lo que le da un aire muy místico. ¡A nosotros nos encantó!

Pasamos la tarde en la zona de Mong Kok, visitando sus diferentes calles con tiendas de la misma tipologia. Empezamos por Tung Choi Street, donde está el conocido mercado de las mujeres, y como su nombre indica, todas las tiendas venden productos para ellas (ropa, accesorios para el pelo, etc). También es relevante el mercado de las flores, en el que puedes encontrar todo tipo de plantas. No obstante, el que más nos impacto fue el Goldfish street, situado también en Tung Choi street, y que está repleto de tiendas con todo tipo de peces. Vimos algunas especies que no sabíamos ni que existían y era curioso ver cómo la gente se llevaba a su casa las pequeñas bolsas de plástico con los peces dentro.

DÍA 5 (HONG KONG)

Dedicamos la mañana a explorar el parque de HK, un enorme parque que cuenta con bonitos jardines, cascadas, zona de bosque y plantas exóticas, aunque lo mejor es el aviario Edward Youde, con diferentes tipos de aves y monos. Es un espectáculo verlos interactuar entre ellos y con la gente que visita la zona.

Por la tarde nos fuimos al Temple Street Night Market, situado en Temple St. Jordan, en la isla de Kowloon. Este mercado nocturno, además de fantásticos puestos de comida, ofrece toda clase de productos como ropa, relojes, aparatos electrónicos y por supuesto muchos souvenirs.

DÍA 6 (MACAO)

Por la mañana nos dirigimos a la terminal de ferrys para tomar uno en dirección Macao, región que hace honor a su apodo “Las Vegas de Oriente”. Para entrar en Macao, aunque se trata de otro país, no tuvimos que tramitar visado, ya que con el pasaporte español podíamos permanecer hasta 90 días. Los billetes los compramos por internet unos días antes y de Hong Kong a Macao el trayecto dura una hora.

Queríamos visitar algunos de los hoteles más famosos, y ya en la terminal tienes buses gratuitos que te llevan directamente. Durante el trayecto, nos sorprendieron las formas de algunos de los hoteles y casinos, eran realmente espectaculares y por momentos parecía que estuviéramos en una película de ciencia ficción.
Nosotros entramos en el “Parisian Macao”, que tiene delante una Torre Eiffel. También entramos el “The Venetian Macao”, que en su interior cuenta con réplicas de los canales de Venecia. Fue una visita muy curiosa, ya que teniendo en cuenta que estábamos en China, nos encontrábamos dentro de hoteles perfectamente ambientados en dos ciudades europeas tan maravillosas como París y Venecia, y por supuesto, cuidando hasta el máximo detalle. Además de las tiendas de ropa de marca, los casinos, y tiendas con productos típicos, en cada hotel te puedes encontrar con espectáculos de baile tradicionales de cada país.

Por la tarde nos dedicamos a visitar la ciudad, la afluencia de turistas era importante y las calles estaban abarrotadas, aun así disfrutamos de la ciudad y vimos todo lo que queríamos.

Macao fue colonia portuguesa, y la verdad es que se nota en la arquitectura de sus edificios.
Empezamos la visita por el caso histórico, disfrutando de todas las tiendas y puestos de comida. En algunos, incluso, puedes encontrar los típicos postres de nata portugueses. Finalmente, llegamos a las ruinas de la Iglesia de San Pablo, uno de los elementos más importantes de la ciudad. Al anochecer, después de un Foot Massage que casi nos hace perder el ferry, volvimos a Hong Kong.

DÍA 7 (HONG KONG)

Habíamos dejado este día para visitar el Buda Tian Tan, un buda de bronce de 23 metros de altura situado en la Isla de Lantau. No obstante, el día no amaneció según lo esperado ya que a Carlos parece que no le sentó bien el buffet del día anterior y tuvo que pasarse todo el día en el hotel. Aun así, fue un mal menor después de ver que no paró de llover en todo el día.

DÍA 8 (HONG KONG- SRI LANKA)

Una vez recuperados, dejamos el hotel para dirigirnos al aeropuerto rumbo a nuestro siguiente destino: Sri Lanka.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *